Cargando...

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del Marketing Digital en la Abogacía?

Se habla mucho en marketing digital en la Abogacía. Utilizar el potencial de Internet para construir autoridad, aumentar la visibilidad de su marca jurídica y conquistar clientes.

Pero, ¿es éste un camino fácil, indicado para todo tipo de profesional y oficina?

En este artículo, traigo una lista de ventajas y desventajas de la implementación de estrategias de marketing digital para Abogados.

En él, usted podrá entender si éste es, realmente, el camino indicado para usted y su abogacía.

Ventajas del marketing digital

1. Respeto al Código de Ética y Disciplina de la OAB

El Código de Ética y Disciplina de la OAB impone a los abogados un carácter diferenciado para la publicidad profesional.

Tanto en la versión actual, como en la que va a entrar en vigencia probablemente en septiembre de 2016.

Por principio, toda acción de promoción de una oficina de Abogacía deberá ser moderada, discreta y pautada por un contenido meramente informativo.

Es decir, la publicidad comercial tradicional, pautada por un contenido generador de demanda, que estimula el comportamiento volcado hacia el consumo de un producto o servicio, no puede ser usado en la Abogacía.

Aquí reside la gran ventaja del marketing digital. Una buena parte de las estrategias digitales que dan resultados, se basan en el contenido informativo.

El marketing de contenido es una de las estrategias más indicadas no sólo para la Abogacía, sino para varios modelos de negocio en los que el cliente necesita información previa para entender qué solución debe buscar y qué proveedor debe elegir.

2. Facilita el posicionamiento y la reputación

En la época en que la única forma de construir una cartera de clientes era contando con la indicación de clientes y otros abogados, el profesional tenía que esforzarse para posicionarse en el mercado y construir su reputación.

Las formas más comunes de construir autoridad eran escribir artículos o libros, convirtiéndose en un profesor universitario, dando conferencias, contratando a un asesor de prensa para tener acceso a los medios de comunicación televisiva o periodística.

¡Este era un camino doblemente difícil!

Primero, porque el trabajo de posicionamiento era indirecto. Usted se convirtió en una autoridad para la comunidad jurídica (no para el cliente) y contaba con la indicación de sus pares, ya que, por supuesto, usted no compitió directamente con ellos.

Segundo, porque el retorno en posicionamiento de este tipo de acción era de largo plazo, pudiendo llevar años para alcanzar una posición de destaque en el mercado jurídico.

Con el marketing digital, usted gana en dos frentes.

Primero, porque usted se posiciona como autoridad directamente para sus clientes potenciales.

Es posible construir un trabajo de segmentación de audiencia que le permita hablar directamente a las personas interesadas en contratar sus servicios.

Además, cuando usted elabora un contenido enfocado en las necesidades y problemas de sus clientes, no será necesario decir que usted es un buen Abogado. Usted va a mostrar esto a través de su contenido.

Aquí tenemos una estrategia directa de construcción de autoridad.

En segundo lugar, porque al orientar y dirigir su mensaje de marketing directamente a su cliente, el retorno en autoridad es mucho más grande y más rápido.

3. Costo menor y más longevidad

El uso del marketing tradicional en la Abogacía no es fácil.

Las estrategias comunes utilizadas por las empresas están prohibidas por el Código de Ética, tales como dar descuentos, usar cupones promocionales, distribuir impresos, outdoors, campañas para radio o TV, patrocinio de eventos deportivos o de entretenimiento, etc.

Las acciones de marketing indirecto y posicionamiento de marca, tales como invertir en una fachada imponente y en la decoración de la sede de la oficina, contratar una asesoría de prensa, portafolios impresos, entre otras.

El problema es que el costo-beneficio de estas acciones de marketing tracional, en comparación con los costos de la comercialización digital, es muy bajo.

Los costos en herramientas, sitio web, diseño y producción de contenido no son necesariamente bajos, pero son mucho más módicos.

Por ejemplo, el costo de una cartera impresa de lujo para su oficina es mucho mayor que el costo de la contratación de una agencia para hacer su sitio web y la gestión de los medios sociales.

Con la ventaja de que su contenido en Internet es perenne, y el de la cartera no.

4. Usted entiende mejor las necesidades de sus clientes

Prácticamente todas las plataformas de contenido en Internet son interactivas.

Ellas traen un espacio para comentarios, para curtidos, compartir, un formulario de contacto, un botón para dirigir a otra página con más información, enlaces a sus redes sociales, etc.

Sinceramente, no puedo entender cuando encuentro una página sin espacio para comentarios o compartir el contenido?

A medio plazo, esta interacción constante con los clientes potenciales de su oficina trae una retroalimentación increíble, sobre los detalles que a menudo ni siquiera sospechosa.

Voy a dar un ejemplo de nuestro Blog, el Archivo Derecho. En él, tenemos una herramienta de estadística que nos muestra cuáles son los artículos más accesados ​​y por qué quién está siendo accedido.

De esta forma, conseguimos mapear qué tipo de problemas clientes potenciales de nuestros cursos consideran más relevantes, haciendo así nuestro contenido más útil y atractivo.

5. Todavía es un gran diferencial en la Abogacía

En algunas ramas del comercio y el servicio, invertir en una presencia digital relevante es una obligación básica.

En el área de Tecnología de la Información, por ejemplo, tener un sitio web con un blog y producir contenido relevante ya no es un gran diferencial. ¡Todo el mundo lo hace!

En la Abogacía, tenemos un mundo de oportunidades aún inexplorado.

El número de oficinas o autónomos que tienen un blog, produciendo contenido consistente y con frecuencia es muy bajo.

Si pensamos en la relevancia del contenido para clientes potenciales, ese número es aún menor.

Los pocos blogs de oficina que encontramos en Google dirigen su contenido a la propia comunidad jurídica, con un lenguaje técnico y un enfoque que poco interesa a clientes potenciales, que son laicos en el Derecho.

Quien se aproveche de ese océano de oportunidades inexploradas, seguramente se destacar con facilidad de los competidores.

6. Educar al cliente

El servicio prestado por Abogados es altamente especializado y muy técnico.

Es difícil para los clientes entender todos los detalles del trámite procesal de su acción, del contenido de los despachos y decisiones del juez, de las recomendaciones jurídicas dadas en un dictamen o en una consultoría.

El marketing digital puede configurarse como una herramienta de doble utilidad: conquistar a los clientes y, al mismo tiempo, educarlos para entender mejor sus servicios.

Imagine, por ejemplo, si su blog trae artículos como:

  • Lo que significa la expresión "los autos están concluidos"
  • ¿En qué situaciones su abogado puede pedir una demanda Ad Negocia
  • ¿Cuáles son los gastos que el Abogado debe repasar a los clientes?
  • ¿Por qué contratar a un abogado incluso cuando esto no es obligatorio?
  • ¿Cuáles son los documentos necesarios para comprar un inmueble con seguridad?
  • ¿En qué situaciones un Abogado puede cobrar consulta?

Se percibe que este tipo de contenido, que puede ser fácilmente creado por cualquier abogado que entiende su propio servicio, puede ser utilizado con la doble función de atraer la atención de clientes potenciales, en virtud de su utilidad, instruirlos sobre la naturaleza de los derechos Sus servicios.

Y es innegable que será mucho más fácil prestar su servicio a un cliente educado que a uno que no sabe lo que usted, de hecho, hace.

Desventajas del Marketing Digital

1. Requiere la participación directa del Abogado

Para alcanzar resultados expresivos con el marketing digital, el Abogado debe asumir una postura más estratégica.

Esto significa que el marketing digital no es una actividad que puede ser totalmente subcontratada.

Principalmente, en la parte de planificación y en la creación del contenido.

El Abogado debe involucrarse directamente en el trabajo de investigación y construcción del perfil de su público objetivo, en la decisión sobre qué formatos del contenido y cuáles son los medios adecuados para su promoción, y en la creación de este contenido.

Todo esto le exigirá una gestión eficiente del tiempo, más enfoque y más productividad.

2. El universo digital es una cultura extraña a la Abogacía

Todavía hay mucho preconcepto en la Abogacía sobre quién hace el marketing jurídico. Aún más sobre quién lo hace en su versión digital.

He escuchado a muchos abogados criticando blogs o canales de vídeo, bajo el pretexto de que este tipo de contenido necesariamente rebajaría el nivel y simplificaría el Derecho.

Sabemos cómo el ambiente de la Abogacía es tradicionalista y cómo nuevas actitudes siempre asustan y generan extrañeza.

Pero eso no tiene que asustarte.

La relación establecida en la comercialización digital es directa. Es decir, usted debe preocuparse si sus clientes potenciales tienen en Internet un elemento extraño a su cultura.

Si el mercado jurídico aún no ha comprendido la importancia del marketing digital, bueno para usted, que ha visto las oportunidades primero.

3. Requiere dominio de nuevas tecnologías

Para quien no tiene presupuesto para contratar profesionales o agencias para hacer la gestión de su marketing digital, teniendo que hacer todo por su cuenta, enfrentará un universo con muchas informaciones de sesgo técnico.

Usted tendrá que aprender, en alguna medida, cómo hacer SEO (búsqueda de optimización de motor), cómo trabajar con correo electrónico de marketing, hacer el análisis de métricas y diseñar estrategias de cómo hacer que su contenido alcance los objetivos de marketing establecidos.

No es que esto sea inaccesible a los Abogados.

Por lo menos, siempre he encontrado mucho más fácil entender cómo crear y configurar un Blog que hacer una planificación tributaria para una empresa.

La dificultad reside tiene que aprender algo nuevo, saliendo de su zona de confort en el Derecho para alcanzar resultados más expresivos con su abogacía.

4. Puede comprometer su imagen cuando está mal hecha

En Internet, sus canales están abiertos a críticas públicas.

Por lo tanto, un servicio mal hecho ciertamente comprometerá su imagen.

¿Cuáles serían los problemas más comunes?

Un sitio anticuado, un contenido débil y mal pensado, no entender las necesidades y problemas de su cliente potencial, un diseño amateur, videos mal hechos (ese es el peor).

Además, si usted no tiene la garantía de proporcionar un buen servicio jurídico para los clientes que usted ha conquistado, ciertamente van a usar sus canales en los medios sociales para criticar o reclamar de su oficina.

Por eso, la decisión de hacer marketing digital es, en realidad, un compromiso con la excelencia en todo lo que va a hacer de ahí en adelante.